historia de los cepillos de carpinteroc| tipos de cepillos de carpintero: guillame garlopas garlopines cepillos de banco y de ahondar

El Tallercito

Manolo Escobar con el carro fabricado por el tallercito

CEPILLOS DE CARPINTERÍA Y EBANISTERÍA

Historia del cepillo de carpintero

Actualmente los talleres de carpintería han relegado estas herramientas sustituyéndolas por maquinas eléctricas, de ahí que muchas de las actuales se basen en las antiguas herramientas manuales pareciendo estas últimas objetos de anticuario pese a que su funcionalidad y calidad no se ha perdido con el paso del tiempo.

Esta herramienta manual desde un estudio histórico se hace difícil averiguar su origen ya que al ser herramientas construidas con materiales perecederos como la madera su conservación es casi nula. Tenemos que buscar su origen en raíces lingüísticas y en representaciones pictóricas para centrar más su origen.

Es evidente que desde que el hombre fabrico con sus propias manos herramientas estas se emplearon para diferentes usos según sus necesidades mejorando el trabajo y la calidad de vida de las gentes.

Así en la prehistoria surgen herramientas hechas en piedra que sirven de azuelas, raederas... con las que los primeros "carpinteros" afilaban, daban formas a maderas, convirtiéndolos en utensilios que mejorarían y harían más efectiva la caza, el hábitat, etc.

Desde la Edad de Hierro, cuando se comienzan a utilizar materiales más duros en las herramientas, más estables y que permiten un mejor afilado es cuando comienza a introducirse una nueva revolución en la especialización de las diferentes herramientas. No es hasta época romana y griega cuando comenzamos a tener unas referencias claras a esta herramienta.
No existen vestigios claros de que los egipcios la utilizaran, pero si los griegos que se referían a ella con el vocablo "rhykane" por tanto su origen tendría unos 3000 años de antigüedad.
Como surgió crea más expectación, por un lado hay autores que establecen que su origen es un escoplo angosto al que se le unió con firmeza una pieza de madera para hacer rebajes, otros autores defienden que derivó de la tradicional azuela, la que trabaja con cierta inclinación y que posee una hoja ancha. Las más antiguas de estas herramientas tenían una hoja separada que se unía a un mango corto mediante una abrazadera de hierro a la que se añadía un calce o cuña para que quedara sujeta.

Los que defienden esta teoría apuestan que solo sería necesario unir madera a la parte trasera formando un bloque así quedaría formado el cepillo de carpintero como lo conocemos.

Los cepillos de origen romano estaban formados por un bloque de madera con una suela o laterales de madera sujetos con remaches, la cuchilla se sujetaba con una cuña entre un pasador o remache que le atravesaba de lado a lado, aún no aparece el rebaje en el bloque del cepillo. Este sistema de fabricación todavía se emplea.

Este sistema sería el que habría perdurado durante casi toda la Edad Media, no quedan vestigios de otro tipo, los que aparecen en ilustraciones o bajo relieves están basados en este modelo.

El primer hallazgo de uno de estos cepillos fue en 1596 en un buque naufragado. El cuerpo o bloque del cepillo se conserva bastante bien, dispone a modo de sujeción delantera una especie de cuerno como los que se fabrican actualmente. Otra de sus características más importantes es que dispone de rebajes en el bloque para sujetar el calce o cuña que sujeta la cuchilla en lugar del pasador de tipo romano. Este modelo es el que posteriormente se fabricaría en Norteamérica y es el más común de los que se conservan en las viejas carpinterías.

Durante los 200 años siguientes los cepillos se adaptaron a las necesidades de las nuevas demandas con gran adaptación para repasar molduras, así también aparecen cepillos acanaladores para facilitar la fabricación de casetones.

Hacia la segunda mitad del siglo XVIII es cuando se incorpora la contracuchilla a los cepillos dándole una mayor consistencia a la cuchilla y permitiendo pasadas constantes sin que se produzcan roturas en cada pasada dejando una superficie lisa. Desde su incorporación la cuchilla puede ser más delgada y económica.

Durante el siglo XIX, en Gran Bretaña surgen tres compañías que desarrollaron de manera independiente la fabricación de cepillos con un revestimiento de metal y con un cuerpo de madera, estas son: Alex Mathieson and Sons, Stewart Spiers y Thomas Norris.
Esta última compañía mejoró este diseño aún más mediante el uso de un tornillo que permite ajustar la cuchilla tanto en profundidad como en el movimiento lateral ganando en precisión.

Hacia 1805 surge el cepillo de metal como lo conocemos en la mayoría de carpinterías.
Empezó con el desarrollo de un mecanismo de ajuste de fijación de una cuchilla de metal, que simplemente se aseguraba a la parte superior de los cuerpos de los cepillos de madera. En cuanto a su principio de funcionamiento, el diseño es igual al que se emplea en el cepillo moderno. La tapa de una palanca aseguraba a la cuchilla en su lugar sobre una base de hierro (conocida como contrahierro), mientras una rueda de ajuste controlaba la profundidad de corte. Estos cepillos de transición hechos de madera y metal propiciaron rápidamente al desarrollo del cepillo de cuerpo de hierro vaciado que conocemos en la actualidad 1.

En el año 1869 la compañía Stanley Rule and Level Company adquiró las patentes de Leonard Bailey, uno de los principales impulsores del cepillo de hierro vaciado. Bailey fue nombrado jefe del departamento de cepillo de la compañía, y un año después el catálogo de la Stanley incluía una línea compuesta de 28 cepillos diferentes. De esta compañía cabe destacar el desarrollo del modelo ranurador, el cual consistía en una herramienta capaz de cepillar tanto piezas huecas o redondas, como rebordes, ranuras y molduras sencillas.

En la actualidad se encuentran estos cepillos relegados por las herramientas eléctricas, han quedado incluso como objetos de coleccionismo o de anticuarios.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 43 - Septiembre 1990 - Número 9

TIPOS DE CEPILLO DE CARPINTERO:

CEPILLOS DE BANCO O DE DESBASTAR

Los cepillos de desbastar tienen la finalidad de conseguir un alisado de la pieza librándola de los desperfectos del secado, corte y conversión. Vamos a ver algunos tipos de cepillos manuales:

JUNTERA

Es el cepillo más grande de los cepillos de desbastar mide aproximadamente 600 mm., se utiliza en piezas grandes que pretendemos unir para formar paneles uniéndololas entre sí. Lo que permite su largo es que evite las deformaciones de la madera como curvaturas dejando un acabado liso y plano que con otro cepillo más corto no lograríamos al seguir estos los desperfectos de la madera.

LA GARLOPA

La garlopa al igual que la juntera es un cepillo largo de 350 y 387 mm. de largo pueden ser de madera en muchos casos ya que son más ligeras y presentar una superfice curva evitando la fricción entre la garlopa y la pieza en maderas resinosas, son más habituales que las junteras. Su uso es el mismo que el de la juntera pero se puede utilizar después de esta o para piezas más pequeñas.

EL CEPILLO DE ALISAR

Los cepillos de alisar acaban con el proceso de labrado en el banco, ya que como su nombre indica su función es alisar la pieza. Suelen tener una base de unos 225 mm. en los cepillos modernos la base suele ser de palo santo permitiendo una lubricación natural entre la pieza y el cepillo, además suelen ser ergonómicos y pueden presentar una empuñadura en la frente. La cuchilla debe ser ajustada con precisión.

CEPILLOS DE REBAJAR O GUILLAMES

Son cepillos destinados a hacer o repasar rebajes de las piezas. Se caracterizan por tener una hoja que ocupa todo el ancho de la base del cepillo.Tipos:

CEPILLO DE REBAJAR DE BANCO

Son cepillos parecedos a la garlopa pero la diferencia estriba en que la hoja o cuchilla del cepillo ocupa toda base de este. Este tipo de cepillo no cuenta con ninguna guía con lo que se debe colocar un listón como tope de manera paralela al rebaje que queremos realizar.

GUILLAME CON SOPORTE GUÍA O GARLOPÍN

Es un sofisticado cepillo provisto de una guía de tope o un gramil, además también posee guía de profuncidad de corte. Se pude colocar la cuchilla en este tipo de cepillos en dos posiciones distintas una para su uso normal y otra cerca del talón del cepillo para cepillar al contrahilo.

CEPILLO DE CUCHILLA AL FRENTE.

Se trata de un cepillo especial parecida al cepillo de espaldón caracterizada por la posición de la cuchilla. Se utiliza para rebajes ciegos o ensambles pequeños.

CEPILLO DE ESPALDÓN

El cepillo de espaldón tiene una caja perfectamente rectangular formando con la base ángulos de 90 grados, su uso es como el de un cepillo de rebajar de banco aunque su uso es el labrado de espaldones escuadrados en los ensambles grandes. La inclinación de su cuchilla permite el labrado a contrahilo.

CEPILLO DE REBAJES O DE AHONDAR.

Es un cepillo de reducidas dimensiones cuya principal finalidad es cepillar rebajes o ranuras que por su reducido tamaño no se puede hacer con ningún otro tipo de cepillo. Tien la posibilidad de tener cuchillas desmontables y regular la orientación de cuchilla.

CEPILLO DE CONTRAHILO

El cepillo de contrafibra es un pequeño guillame de carpintería que está diseñado para cortar a contrapelo y es lo suficientemente diminuto para ser utilizado con una sola mano.

Un cepillo de contrafibra es usado para cepillar componentes removiendo virutas delgadas de madera, para lograr que un elemento se ajuste dentro de tolerancias aceptables. También se emplea para emparejar pequeñas superficies en zonas delicadas.

En tipo de cepillos la hoja con una inclinación de 12 a 20 grados además disponen de galgas de control de profundidad y del movimiento lateral de la cuchilla. Los hay de madera y de metal, estos últimos son más sofisticados

CEPILLOS ESPECIALIZADOS

CEPILLO REDONDO O DE COMPÁS

Es otro tipo de cepillo pero la suela de este cepillo es flexible con lo que permite trabajar superficies cóncavas o convexas.

CEPILLO TUPÍ O GUIMBARDA MANUAL.

Su uso es en cajeados pequeños y en cerraduras y bisagras. Su trabajo ha sido sobrepasado por las tupí electricas. Sus cuchillas son intercambiables con un simple destornillador.

CEPILLOS ACANALADORES

CEPILLO ACANALADOR

Es un cepillo especializado para hacer ranuras o rebajes estrechos. Viene provisto de varias cuchillas rectas que van de los 3 a los 12 mm. estas se fijan mediante un tornillodeslizante, posee también una galga de profundidas de corte. Poseen guías paralelas de corte

CEPILLO DE MOLDURAR

Este tipo de cepillo es un cepillo combinado con cuchillas intercambiables y sirve para hacer molduras: de media caña, de bocel, pecho paloma, etc. además viene provisto de guías paralelas.

BIBLIOGRAFÍA:

CRIS SIMPSON: Guía esencial de carpintería. EDIMAT LIBROS, S. A. Madrid 2005

ALBERT JACKSON Y DAVID DAY: Manual completo de la madera, la carpintería y la ebanistería. EDICIONES DEL PRADO. Madrid 1993

Revista Mecánica Popular - Volumen 43 - Septiembre 1990 - Número 9

También te puede interesar:

Volver a:

Contacta con nosotros:

Tlf.: 605782053

info@eltallercito.org