como decapar una puerta de madera y un mueble

El Tallercito

Manolo Escobar con el carro fabricado por el tallercito

EL DECAPADO

Restauración de una puerta de madera

El decapado es una de las técnicas usadas para restaurar muebles viejos, puertas deterioradas, etc. En definitiva todos aquellos elementos que queremos dar un nuevo aspecto eliminando todo el acabado anterior que tenía.

puerta antes de decapar

El decapante a alcanzado gran extensión en el mundo doméstico y aparece como la panacea para restauradores de muebles por su poder de reacción ante pinturas y barnices que se pretenden eliminar pero este producto también presenta desventajas y debemos pensar en él como un producto peligroso por su poder de abrasión y tóxico en los vapores que desprende. Por eso debemos protegernos adecuadamente las manos, los ojos y la nariz, siempre se ha de tener en cuenta las recomendaciones que nos expecifica el fabricante en el dorso del producto y seguirlas a rajatabla para evitar daños corporales.
Dicho esto hoy os dejamos aquí unos ejemplos de restauración mediante esta técnica y os dejaremos unas instrucciones para el uso de esta técnica.

Pese a lo que pueda parecer y a los mitos urbanos que rondan en torno a este proceso que facilita mucho el trabajo, he de deciros que no es tarea fácil eliminar completamente la pintura con este producto ya que requiere de mucha paciencia y del empleo de elementos abrasivos que nos ayuden a eliminar las escamas que va produciendo el decapante.
Además es altamente recomendable lijar la superficie una vez decapada para dejarla optima ante el nuevo acabado que queramos dar.

La eliminación de la imprimación permite varias cosas: por un lado nos evitamos que reaccione la pintura vieja con la nueva que queramos dar y por otro nos permite dar un nuevo aspecto a nuestros muebles mediante el teñido que de otra manera sería imposible.

La eliminación de la imprimación vieja se va haciendo de tal modo que permitamos actuar al decapante mientras vamos aplicándolo y mediante espátulas, rascadores, lijas o materiales abrasivos las zonas en las que ya se va escamando.

El aspecto durante el proceso debe ser algo así:

como actua el decapante

Como se puede apreciar se ha eliminado toda la capa de barniz viejo que tenía, aunque vayan quedando pequeñas zonas donde es mas difícil de arrancar la pintura anterior, debemos eliminarla completamente para evitar posibles reacciones con la nueva imprimación que le demos.

Hay pinturas totalmente incompatibles y que pueden hechar a perder todo el trabajo teniendo que lijar nuevamente hasta eliminarlas y volver a barnizar

Aquí se puede apreciar claramente como va quedando nuestro duro trabajo.
No debemos creer que es fácil es muy costoso y mas si la pintura a retirar está en buen estado.

como se quita la pintura vieja con el decapante

Del estado de la pintura depende mucho el rendimiento de decapante: es frecuente que debamos usar mas cantidad y aplicar mas manos de decapante para eliminar la primitiva imprimación.

Como decíamos mas arriba es necesario además de decapar lijar la superficie para dejarla con un tacto sedoso y eliminar cualquier resto que puede quedar en los rincones y en zonas de mas difícil acceso para evitar trabajar dos veces.

puerta de madera decapada estilo castellano

Esta puerta es de estilo castellano pero aquí os dejamos otro ejemplo de puerta y como quedo restaurada.

puerta de madera de exterior al natural puerta de madera de exterior decapada

Como se puede observar tanto en un caso como en el otro se logró dejar las puertas en su raíz, es decir, al natural, como si acabaran de salir del taller esperando a ser barnizadas, este ultimo modelo son dos puertas diferentes pero son iguales en la forma pero tenéis el ejemplo de las dos que quedaron al igual que la castellana en madera natural

Una vez llegados hasta aquí debemos lijarlas como venimos diciendo. Mas aún si hemos usado espátulas, rasquetas o cepillos de alambre, ya que rallan la madera y hemos de tener cuidado para que esto no ocurra, ya que si se nos escapa la rasqueta podemos hacer un rozón a contraveta muy difícil de eliminar lijando, por eso, hay que tener paciencia mientras eliminamos la pintura para que esto no ocurra.

puerta de madera lijada y decapada

Como os decíamos ahora ya podemos cambiar el aspecto de la puerta… el acabado final depende de nuestros gustos, modas, o simplemente dar un nuevo aire a nuestra casa, cambiando el aspecto brillante por uno rústico o a la inversa.

Estos dos últimos ejemplos optaron por cambiar el aspecto de los casetones de la puerta tiñéndolos en sapelli dando un tono miel al resto, aquí lo podéis ver con mas detalle en la foto

como teñir una puerta de madera maciza de exterior casetones teñidos de una puerta de exterior

El acabado final de esta puerta fue el barnizado a pistola con un barniz de exteriores de alto rendimiento, pero si la madera es dura o está bien lijada se puede lacar, teñir en colores o dar un aspecto envejecido, dar un lasur para un acabado mate…. Las posibilidades son infinitas solo depende de los gustos de cada uno.


Este podría ser un acabado mate en color miel y teñido

acabado de una puerta con un lasur de exterior color miel

Este es el aspecto final de esta puerta color miel a la que se la aplicó un barniz de esteriores:

acabado barnizado de exterior de una puerta de madera

como barnizar una puerta de madera

El barnizado en la medida de lo posible debe hacerse con las piezas en horizontal, ya que barnizando a pistola facilita que no se produzcan gotas ni chorreteos sobre la superficie.

También te puede interesar:

Volver a:

Contacta con nosotros:

Tlf.: 605782053

info@eltallercito.org